Ver sección de Imágenes - Cámara en mano: TIERRA CENTROAMERICANA.

Hace exactamente tres años, tuve la oportunidad de viajar a Centroamérica y hacer allí, una pequeña gira musical que me llevo unos 5 meses por los países de México, Cuba y Guatemala. Con guitarra en mano, y un repertorio que sonaba entre Gardel, Yupanqui y Leguizamón entre otros, mas algunas canciones propias, comencé tocando en algunos hoteles de Quintana Roo (Mx), para luego seguir por Yucatán y desembocar mas adelante en el increíble estado de Chiapas, donde conocí de forma directa, la casi leyenda (pero no) del movimiento del EZLN (Ejercito Zapatista de Liberación Nacional) y por ende a sus intimidatorios pero siempre respetuosos representantes. Mas adelante, llego la hora de cruzar al devastado territorio guatemalteco, y recorrer la geografía de Panajachel, Antigua Guatemala, Chichicastenango y los centenares de pueblos que rodean al maravilloso lago Atitlán, ubicados también al pié de cuatro exuberantes volcanes...

El viaje finalizo en la isla de Cuba. Allí recorrí de punta a punta la ciudad de La Habana, y compartí durante algún tiempo, la vida de quienes desde “el malecón” se prenden en permanente debate sobre sus distintas posiciones ideales, basadas en aquellos sueños compartidos que les trajo la revolución. Pero este viaje no fue concebido solamente en cuestiones musicales. También me declaro un profundo amante de la fotografía, o del “séptimo arte”, como suelen llamarle algunos. 

Así, cámara mediante y con mucho respeto, salieron algunas de las fotografías que hoy les presento aquí, las cuales muestran un fiel reflejo cotidiano de la pobreza, la desolación y el dolor humano que viven la mayoría de los habitantes en esta parte del mundo. Indígenas, cuya forma de comunicación no trasciende más allá del dialecto maya o sotzil. Condenados a subsistir como puedan, bajo el corrupto y riguroso accionar de sus estados y los mandatarios de turno.